MEDIACIÓN MERCANTIL Y SINFONÍA MEDIACIÓN

 

Con más de 12 años de experiencia en mediación creemos que la mejor solución a cualquier problema es un acuerdo y el mejor acuerdo es aquel que tiene ventajas para todas las partes que tienen un conflicto.

Cuantas veces hemos escuchado eso de: “yo llego a acuerdo todos los días”; “que me tienen que enseñar a mí de mediación si lo hago todos los días en el despacho” y sin embargo no se ha evitado el pleito o se han puesto en peligro las relaciones comerciales. En Sinfonía Mediación cuando actuamos como mediadores, conseguimos que todas las partes en conflictos nos reconozcan como las personas que vamos a buscar el mejor acuerdo para ella sin que nos sientan o perciban a favor de una u otra. Nuestro enemigo es el Conflicto no las partes.

En la actividad comercial y empresarial, donde cada vez las operaciones se tienen que cerrar en el menor tiempo posible, es indispensable resolver de manera efectiva los problemas que surjan, para que se preserven las relaciones mercantiles sin recurrir a un Juzgado.

El objetivo es resolver los conflictos de forma amistosa en el ámbito de los negocios. Con esto se consigue la disminución de las demandas, las satisfacción de los clientes, impedir disminución de los ingresos, evita las posibles críticas al funcionamiento de la empresa, los errores de comunicación debido a malos entendidos muchas veces constantes, permite evitar innecesaria duplicación de funciones y tareas, la ineficiencia del personal y la falta de productividad

Mediante la Mediación Mercantil podemos conseguir que:

  • Los directivos/as de la empresa gestionen la resolución de los problemas que puedan existir en las mismas.
  • Posibilitamos la resolución del conflicto, dejando de lado las cuestiones personales que enfrentaron a las partes en el pasado.
  • Que las empresas se centren en sus relaciones futuras;
  • Con la mediación ayudamos a la empresa determinar, por adelantado, cómo resolverán sus conflictos futuros.

Ventajas de la mediación mercantil

  • Confidencialidad: Los problemas se resuelven entre las partes sin que salgan del ámbito de las empresas y sin publicidad.
  • Económica:
    • Tiempo: los conflictos se resuelven en poco tiempo, porque el tiempo es dinero para una empresa.
    • Dinero: ahorra los costes de un largo procedimiento judicial
  • Mantiene las relaciones. Toda solución consensuada permite mantener a los clientes y proveedores y mejora la convivencia en la empresa. Da imagen de marca.
  • Crear espacios de diálogo dentro de la empresa que mejoran la comunicación.

 

Te ayudamos con la mediación mercantil tanto presencialmente como online en:

Acuerdos en los Conflictos que existen entre propietarios e inquilinos de locales comerciales con relación a:

  • Retrasos en el pago de la renta
  • De la necesidad de hacer obras de adecuación del local
  • De las obras de mantenimiento
  • De la duración del contrato y del preaviso para resolverlo,

 

Acuerdos en los Conflictos entre empresas o empresarios individuales (autónomos):

  • Derivados de la ejecución de un contrato
  • Interpretación de los términos contractuales
  • Alternativa en caso de incumplimiento de los plazos de pago
  • Negociación en el pago de las prestaciones como consecuencia de la crisis
  • Acuerdo de reducción de los pagos para el ajuste o reequilibrio de las prestaciones pactadas a las circunstancias no previstas por las partes

 

Acuerdos en los Conflictos entre empresas y particulares.

  •  Problemas con clientes y proveedores.
  • Problemas con los trabajadores.
  • Situaciones que afectan a sus directivos, responsables o administradores
  • Problemas frente a reclamaciones respecto a un producto o servicio que presente una queja a la empresa.
  • Problemas para adoptar acuerdos sociales
  • Problemas cuando un socio quiere incrementar o invertir en el negocio y el otro se conforma con lo que hay.
  • Cuando un socio disminuye su implicación en la empresa o incrementa los gastos de la misma.
  • Problemas para adoptar acuerdos sociales.
  • Conflictos sobre patentes y marcas.

 

Mediación en la empresa Familiar:

La empresa familiar tiene un especial tratamiento. Es verdad al funcionar como cualquier empresa tiene los mismos problemas que hemos hecho referencia con anterioridad, pero a la vez tiene una especialidad que es muy importante para los miembros de la empresa familiar. Los socios son miembros de una misma familia y es necesario para ellos mantener sus buenas relaciones. La mediación es eficaz cuando:

  •  Dos o más miembros de la familia comparten la administración y responsabilidad de la compañía, y tienen diferentes opiniones
  • Discrepancias profesionales se incrementan con los problemas personales y familiares propios de una familia. La mediación permite que:
    •        no se produzca la separación de los socios
    •       la disolución y liquidación de la compañía,
    •       la ruptura de las relaciones familiares.
  •  También son de aplicación todas las circunstancias anteriores.

 

La mediación mercantil es un método de resolución de conflictos que ha llegado para quedarse dentro del ámbito empresarial y del comercio, tanto presencialmente como online.

Con Sinfonía Mediación aplicamos nuestra experiencia para entrenar al personal de la empresa en la negociación, como facilitadores de acuerdos, diseñando las agendas y procesos para la discusión de los futuros problemas y así solventar las negociaciones estancadas.

Creemos la mediación es una solución para tu empresa.

Fernando L. Camisón

Categories: Mediación | Leave a comment

La Mediación SI debe ser OBLIGATORIA. Necesidad de una “DISCRIMINACIÓN POSITIVA”.

Desde que se dio a conocer el Anteproyecto de Ley de Impulso de la Mediación, una de las mayores controversias que ha creado es si la mediación debe ser o no obligatoria. Este Anteproyecto pretende modificar el 6 de la Ley 5/2012, imponiendo la necesidad de la mediación como un presupuesto procesal para la interposición de la demanda. Dicho de otra manera, las partes deberán acudir a mediación antes de presentar una demanda en el Juzgado.

Hay que tener en cuenta que esta obligatoriedad es una obligatoriedad mitigada pues se limita únicamente a la necesidad de que las partes en conflicto acudan a una sesión informativa que además ha de ser exploratoria, no se puede limitar únicamente a enunciar los consabidos “principios” de la mediación. En las VII Jornadas de Ávila a las que hice referencia en el post anterior, el Magistrado Don Juan Mejías, Vicepresidente de GEMME, puso de manifiesto que para él la mediación no debía ser obligatoria, ciertamente dio su opinión no la de GEMME.

En mi opinión la mediación SÍ debe ser obligatoria en los términos planteados en el Anteproyecto, pues es la única manera en que los ciudadanos tengan el derecho y la posibilidad de acceder a la misma. Y SÍ, esto supone una “discriminación positiva” a favor de la mediación.

Las principales críticas a esta obligatoriedad vienen principalmente de la mano de los operadores jurídicos y por razones diversas, estas son algunas de ellas:

  • La obligatoriedad de la mediación puede afectar a la tutela judicial efectiva. Aunque hay algunos Juzgados que han obligados a las partes a acudir a la mediación lo hicieron sin explicar cuál es el sentido y el objetivo de este procedimiento de resolución de conflictos y al final no han tenido éxito. 
  • Una implementación obligatoria y forzada podría convertirse en un mero trámite y provocar un efecto contrario al deseado, generar rechazo o convertirse en un mero requisito de procedibilidad. 
  • Supone la existencia de mayores trámites, costes y plazos para la solución de los problemas que tienen las partes.
  • ¿Cómo se van a realizar las sesiones informativas si no hay mediadores suficientes ni están bien formados?.

 Al leer o escuchar estas opiniones, todas respetables y no exentas de cierta razón, nos podríamos plantear dos preguntas: ¿estos motivos no responden realmente al miedo de perder el control de los conflictos que tradicionalmente han estado en manos de los operadores jurídicos?; ¿Estos miedos no responden al desconocimiento de la mediación como un sistema eficaz para solucionar los problemas de los clientes?.

 En mi opinión la necesidad de modificar el actual sistema de la Ley 5/2012 de voluntariedad absoluta por una obligatoriedad mitigada viene aparada tanto por la propia Comunidad Europa, como por las resoluciones del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas.

1º.- La Resolución del Parlamento Europeo, de 12 de septiembre de 2017,  sobre la aplicación de la Directiva 2008/52/CE, es rotunda en afirmar que no se han cumplido los objetivos previstos para promover el uso de la mediación dentro de la Comunidad Económica Europea. Dicha Resolución trae su causa en el Informe de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo y al Comité Económico y Social Europeo sobre la aplicación de la Directiva 2008/52/CE del Parlamento Europeo y del Consejo sobre ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles. En dicho informe se puede comprobar como sólo en aquellos países, como Italia, donde se ha optado por una obligación mitigada la mediación tiene un grado de aplicación significativamente más altos que en aquellos otros donde se han utilizado los sistemas de absoluta voluntariedad.

El Parlamente Europeo toma en consideración el documentoRebooting the mediation Directive: assessing the limited impact of its implementation and proposing measures to increase the number of mediations in the EU” en el cual se hace constar que en muchos de los países miembros donde en sus legislaciones se han recogido sistemas para favorecer el conocimiento y aplicación de la mediación éstos no han sido sistemas válidos para la aplicación de la mediación. Establece una única excepción, Italia, donde se han superado las 200.000 mediaciones, y todo ello porque ha optado por establecer la mediación como presupuesto previo a la interposición de la demanda judicial.

2º.- La Sentencia del Tribunal de Justicia TJCE/TJUE, Sala Primera, de 14 de junio de 2017, Asunto C-75/16. Esta Sentencia, si bien resuelve sobre una cuestión de mediación en consumo, sus argumentos son perfectamente extrapolables a la obligatoriedad mitigada propuesta en el Anteproyecto de Ley de Impulso de la Mediación. El Tribunal de Justicia Europeo constata que lo importante no es el carácter obligatorio o facultativo del sistema de mediación, sino que se preserve el derecho de las partes de acceder al sistema judicial (51), el carácter voluntario de la mediación reside, por tanto, no en la libertad de las partes de recurrir o no a este proceso, sino en el hecho de que «las partes se responsabilizan de él y pueden organizarlo como lo deseen y darlo por terminado en cualquier momento (50). Por tanto, la exigencia de un procedimiento de mediación como requisito de admisibilidad de las acciones judiciales puede ser compatible con el principio de tutela judicial efectiva cuando dicho procedimiento no conduce a una decisión vinculante para las partes (61).

 Como conclusión creo que es necesario dar un impulso a la mediación y para ello es necesario que ésta sea obligatoria, (obligatoriedad mitigada). Esta obligatoriedad mitigada permitirá que muchos ciudadanos puedan conocer la mediación como un elemento eficaz para solucionar sus controversias y tomar conciencia de su derecho a utilizar la mediación y la posibilidad de exigirla.

 Lamentablemente el Anteproyecto lleva parado desde el año 2017, fecha en que se realizó la primera consulta pública previa (entre el 25 de octubre de 2017 a 17 de noviembre de 2017) y ya va para dos años que no ha tenido tramitación parlamentaria. Es cierto que por parte del Ministerio de Justicia y mediante la  Orden JUS/57/2019, de 22 de enero se creó el Foro para la Mediación, pero no es menos cierto que hasta ahora todo sigue igual y como decía Napoleón (otros se lo atribuyen a J.D,Perón): “Si quieres solucionar un problema, nombra un responsable; si quieres que el problema perdure, nombra una comisión”.

Fernando L. Camisón

Categories: Mediación | Leave a comment

Sinfonía Medición en las VII Jornadas de Mediación de Ávila 2019

Después de asistir a las VII Jornadas de Mediación 2019, celebradas en la ciudad de Ávila y organizadas de una forma brillante por José Antonio Veiga Olivares -Mediadores Valladolid-,  he intentado hacer un ejercicio que seguramente hubiera propuesto José Antonio y no es otra cosa que buscar una idea, breve, para cada una de las ponencias y comunicaciones. Estás son las que yo propondría. Seguramente no son las mejores y posiblemente hasta puede que no sean aquellas ideas que las personas que compartieron su buen saber nos quisieron dejar, pero son las mías:

“La mediación como herramienta  de convivencia pacífica. La experiencia de un juez Mediador”. Don Juan Mejías:

Aprender a escuchar

 “Proceso y herramientas en Mediación Internacional. Análisis de un caso real”. Doña Ana Criado Inschauspé:

Fórmate mejor y harás mejores mediaciones.

 “Seis Sombreros para la mediación”. Don José Antonio Veiga Olivares: 

¿Qué no mediarías nunca?, Aún lo estoy pensando

 “Mediación en Adopciones”. Doña Beatriz Beneitez.

Sabe de lo que habla

 “El Resarcimiento al daño moral producido al hijo de familia monoparental sin reconocimiento paterno-filial desde la mediación”. Don Naxto Morales.

Hay que ir más allá de la “justicia” material

 “Herramientas para aprender a Convivir” Colegio Diocesano Pablo VI de Ávila.

Parar, ver que le pasa y ver que me pasa (15 años)

 Plataforma formación Mediadolid. Doña Ana Velasco y José Antonio Veiga.

Un sitio para ser formado.

 Plataforma aplicación 2BePart. App para padres separados

Nuevas tecnologías al servicio de la mediación

 “Mediación comunitaria ¿de qué hablamos?. Doña Lola Montejo

Hay otras alternativas a aguantar y denunciar

“Aliados psicológicos del conflicto. ¿Cómo vencerlos?”. Don Santiago Madrid:

Ante un conflicto, ¿Qué ocurre si gano?

 Por otra parte, creo que todos nos llevamos grandes cosas de estas jornadas y no sólo los conocimientos, reencuentros, nuevas ilusiones, compañerismo,  comidas, charlas de café y vinos, risas, bajar escaleras, descubrimientos personales y también, como no, nuevas amistades.

Gracias José Antonio por volver a reunirnos una vez más. Amigo, eres una gran persona.

Fernando L. Camisón

Categories: Mediación | Leave a comment

¿POR QUÉ USAR LA MEDIACIÓN? LA MEDIACION siempre AZUL

LA MEDIACIÓN siempre AZUL

azul

Para mí ese es el color de la mediación, el color azul , el color de la serenidad y la confianza, de la paz y del entendimiento.

Muchos mediadores no entendemos de “Demandas” ni de” Juicios”, ni de “Sentencias” hemos tenido  suerte de no haber pasado por esa experiencia tan estresante.

A veces, pertenecer a una rama profesional distinta al Derecho, simplifica la forma de ver las cosas.

Cuando las personas vienen a mediación, sean las partes que sean y como sean, vienen porque pese a las dificultades que a priori  se van a presentar (problemas de comunicación, de percepción del conflicto, de percepción de la culpa…), pese a los rencores, pese a los interrogantes y las necesidades que las partes tienen, hay un deseo que se repite y es el de tratar lo que pasa de una forma personal sin pasar por un juzgado.

Acudir a mediación reduce la tensión, la ansiedad de la que se parte , se percibe como un trabajo interno a realizar, a veces doloroso y a veces gratificante, pero siempre algo propio que no depende de decisiones de personas ajenas, de personas que en definitiva no te van a escuchar como tu quieres, no van a valorar tus sentimientos, tus emociones, tus necesidades, no te van a tratar como algo único, quizás los conflictos se parezcan pero son únicos y se viven como únicos.

Eso tiene un gran valor, el valor del esfuerzo, de la comprensión, del acercamiento. La necesidad de encontrar algo que favorezca a las dos o más partes, ese  algo aceptado y pactado y que se pueda mantener en el tiempo.

Las crisis a veces nos definen como personas, podemos sacar lo mejor o lo peor de nosotros mismos, pero las crisis se dan en muchos momentos de la vida y  las crisis tienen un lado bueno como todas las cosas. Una crisis en mediación es una oportunidad de conocerse, de auto-conocerse y de avanzar,  de avanzar mediante la transformación del conflicto, restableciendo unas condiciones de confianza y comunicación que se habían perdido.

Todas las mediaciones no son iguales y ni mucho menos todas las mediaciones son gratificantes, requieren una gran implicación y un gran conocimiento de nosotros mismos, requieren minimizar, reducir ,eliminar, y apartar los sentimientos y pensamientos negativos, la  venganza, la decepción, la desconfianza, y buscar ese mínimo común múltiplo que nos permitirá trabajar, y eso no es NADA fácil  ni RÁPIDO y además DUELE.

Guiar este proceso supone también un grado de implicación y de comprensión y un grado de acercamiento al conflicto que tampoco es fácil ni rápido y que también duele.

No pretendo convencer de que es el mejor medio, ni de que siempre es la mejor opción para todos los casos, hay veces que no he sentido eso en una mediación, lo que si he visto en todas, es la capacidad que tiene un ser humano de ser un ser humano, a veces esa visión es minúscula, pero otras,en la mayoría es algo muy evidente.

El ser humano es realmente ser humano cuando sufre, cuando se equivoca, cuando se enfrenta a sus problemas y a sus miedos.También lo es cuando mira hacia atrás y siente que su pasado pesa y cuando mira hacia adelante con angustia por lo que vendrá. Pero hay más. El ser humano en definitiva es un ser humano cuando se da cuenta de que a pesar del dolor, TODO (incluso el sufrimiento mismo) le brinda una posibilidad , algo valioso que conseguir, un sentido que descubrir.

En la mediación, los acuerdos , las relaciones y las interacciones adquieren sentido cuando lo valioso se hace evidente.

Para mi , esto responde a “EL  porqué de usar la mediación”.

Aunque haya otros motivos,que todos escuchamos mil veces, económicos, de tiempo, de neutralidad, de responder a necesidades…, para mi ,lo fundamental, lo significativo, es la capacidad de la mediación de sacar lo sano y usarlo para reaccionar de forma positiva al conflicto, de usar lo valioso para establecer una forma de funcionar efectiva.

Usar la mediación para resolver conflictos quizás es mas habitual y natural de lo que pensamos, yo creo que mas que una profesión, una técnica o un recurso. LA MEDIACIÓN ES UNA FORMA DE VER LAS COSAS, VER LAS COSAS DE COLOR AZUL, y esa forma implica una actitud serena, una manera de tratar los conflictos con responsabilidad y coresponsabilidad, con coherencia y con una actitud favorable y cooperativa, una forma de caminar lado a lado.

Así que a la pregunta de ¿Por qué usar la mediación?, yo respondería:

No siempre es posible pero si lo es… ¿Por qué no intentar pintar de azul?

MAR CARRILLO

Categories: Mediación | Leave a comment

Como afrontar el tema de los gastos comunes en la mediación. EL CAJÓN

 

 

 

Uno de los problemas que nos hemos encontrado en las mediaciones es la manera de cómo pueden las partes llegar a un acuerdo a la hora de contribuir a los gastos de la familia.

En más de una ocasión en las sesiones de mediación a la hora de planificar la misma hemos decido utilizar una técnica que creamos y que no suele dar buen resultado, EL CAJÓN.blemas que nos hemos encontrado en las mediaciones es la manera de cómo pueden las partes llegar a un acuerdo a la hora de contribuir a los gastos de la familia.

Les comentamos a los  mediados que vengan con nosotros a IKEA que vamos a comprar tres cajones y varios separadores (los podéis comprar en cualquier otro sitio), en ese momento dibujamos los tres, uno para ver como lo han venido haciendo hasta ahora y los otros dos  uno para cada uno de ellos.

Comenzamos a llenar el primer cajón –el que habían tenido mientras han estado juntos- ese cajón siempre ha sido el mismo y salvo que todo está muy estructurado en la pareja el tema de los gastos, nadie piensa en lo que metemos en él (siempre que se pueda pagar y hay dinero, se afronta con lo que tienen dentro). Lo normal en nuestra experiencia es que nadie piensa que en el cajón hayan compartimentos.

Luego pasamos a los otros dos donde colocamos los separadores, que también habíamos comprado en IKEA, y le ponemos nombre a cada separador.

          • En el  separador “NIÑOS”, colocamos los gastos que nos comentan que tiene los niños y que ellos quieren mantener para que estén bien – educación, actividades, guardería, ropa, viajes, comida, tenis, inglés, ballet, regalos de los cumpleaños a los que van, gafas, braquets, universidad, etc…-;
          • En el separador “MIO”, les decimos que pongan los gastos propios de cada uno para para poder seguir haciendo una vida normal, ese separador no tiene que ser comentado entre ellos si no quieren, por eso lo dejamos siempre tapado. Eso sí, les comentamos que a pesar de que es un separador “secreto” cuando piensen en lo que van a meter intenten ponerse en lugar el otro.
          • En el separador “OBLIGACIONES”, colocamos todos los gastos que tenían como pareja, -hipotecas, préstamos, impuestos, seguros, etc…-, y que necesariamente tienen que afrontar, conjunta o separadamente.

A partir de ahí y con este ejemplo conseguimos que de una forma gráfica sean capaces de ver que gastos tienen,  si los pueden asumir o no, como quieren repartírselos, para poder ir metiendo y sacando cosas de los separadores en función de sus intereses  y necesidades. Ya sólo queda que ellos trabajen y nos den sus posibles soluciones…

Fernando L. Camisón / Mar Carrillo

Categories: Mediación | Leave a comment

SINFONÍA MEDIACIÓN EN EL I CONGRESO INTERNACIONAL DE MEDIACIÓN EN ALICANTE

Sinfonía Mediación estuvo presente en el  I Congreso Internacional de Mediación ciudad de Alicante, organizado por el Instituto Internacional Promediación.

Pudimos compartir experiencias en el ámbito de la medición con mediadores de toda España y Portugal,  Francia, Perú, Mexico, Cuba, etc… y tener una visión multidisciplinar de la mediación no sólo en España sino también en diferentes países.

Las ponencias fueron de lo más diversa donde se trataron temas de mediación familiar, educativa, con la presencia de Antonio Veigas y de Elena Bauxiali, grandes amigos de sinfonía mediación. También fueron muy significativas las ponencias  en mediación mercantil y de seguros, todas ellas estupendas, por grandes profesionales de la mediación muy dinámicas y participativas,  cabe resaltar también la ponencia de María del Carmen de Jorge y José Vicente Gimeno sobre mediación como procedimiento inclusivo y accesible a las personas con discapacidad, donde nos enseñaron a ver la mediación con la perspectiva de las personas con discapacidad, así como el roll playing de un grupo de alumnos mediadores, que estuvieron geniales.

No cabe más que agradecer las atenciones de la presidenta del Instituto Internacional Promediación María José (Chusa) Fernández, que estuvo pendiente en todo momento de nosotros . Una magnifica experiencia  que tendremos que repetir el próximo año.

 Fernando L. Camisón

Categories: Mediación | Leave a comment

LA MEDIACIÓN UNA “NUEVA FORMA DE MONTAR EN EL TREN”.

 

 

 Hay multitud de ejemplos que  nos permiten explicar la diferencia entre los procesos judiciales y el procedimiento de mediación. A mi me gusta, al explicarlos, mostrar los dos como si nos fuésemos a subir a un tren.

  Si comparáramos ambos sistemas, el judicial y la mediación  con una red de ferrocarriles tendríamos que:

 A) En los procedimientos judiciales (y arbitrales), el procedimiento sería  una vía donde el tren  está obligado a ir del punto A al punto B o C, por un línea determinada, haciendo paradas en unas estaciones preestablecidas, con unos tiempos de parada en cada uno de ellos fijados previamente. Las partes se limitan a subirse en el tren que es conducido por el juez o el árbitro, y una vez que han comprado el billete (puesto la demanda o contestado) no pueden hacer nada más que mirar por la ventanilla y la mayoría de las veces no saben que están viendo ni nadie se lo explica.

 B) Frente a esto, en la mediación, las partes cuando llegan a la estación se les invita a que se suban a la máquina del tren, deciden el camino a tomar, muchas veces sin un rumbo preestablecido, pero sabiendo que quieren llegar a la estación del acuerdo (por eso se han subido juntos), además pueden elegir las paradas que hacen, cuanto tiempo tomarse en cada parada, incluso bajarse del tren cuando ellos quieran sin que les pase nada. Será al final del camino cuando descubran que han llegado. En este proceso, el mediador, sería como el guardagujas que va montando en el propio tren, en la máquina al lado de las partes y cuya función es que éstas durante todo su recorrido permanezcan dentro de la vía, cambiando de vía si ello fuera necesario, pero con el consentimiento de ellos.

Fernando L. Camisón

Categories: Mediación | Leave a comment

LA IMPORTANCIA DEL ACUERDO PARCIAL EN MEDIACIÓN

Cuando nos llega un caso en mediación, sobre todo en la mediación familiar con hijos, tendemos como mediadores a intentar conseguir que las partes lleguen a un acuerdo total sobre las futuras relaciones de estos padres respecto de sus hijos: su forma de relacionarse con ellos (patria potestad y custodia); las consecuencias económicas de la separación (pensiones alimenticias y compensatorias); la división de sus patrimonios (reparto del uso de los bienes comunes).

Sin embargo, no podemos olvidar que durante la mediación es importante ir llegando a acuerdos parciales con los mediados. Según nuestra experiencia, para la mayoría de ellos les preocupa de una forma primordial saber cómo se van a relacionar en el futuro con sus hijos. Una vez que llegan a un acuerdo en su forma de relacionarse con ellos y lo plasman por escrito, en casi todas las ocasiones, les produce sensaciones y sentimientos de tranquilidad, y seguridad porque, en cierto modo, han conseguido su objetivo principal.

Desbloquear esta situación, facilita los acuerdos posteriores y afrontar el resto de los conflictos pues durante todo este proceso han tenido que comunicarse, entender las razones de uno y otro, limar sus diferencias (equilibrios de poder) y tomar conciencia de que pueden afrontar el los demás problemas desde una perspectiva de cooperación y no desde el enfrentamiento.

F.L.Camisón

Categories: Mediación | Leave a comment

Hablemos de mediación…quizás si estemos avanzando

HABLEMOS DE MEDIACIÓN

 

Últimamente nos estamos encontrando con familias que SI saben de mediación, quizás SI estemos avanzando.

Es curiosa la sensación, estas familias, SI saben lo que quieren, SI saben porque vienen,y SI creen que la mediación facilitará y mantendrá sus acuerdos, conocen el camino y no quieren seguir otros.

Desde el principio nos centran en las soluciones, desde la primera cita tienen las soluciones, las conocen, las han reflexionado,las han compartido. Lo único que necesitan es exponerlas, detallarlas, escucharlas, pulirlas…

Son estas mediaciones tan bonitas, tan gratificantes, en las que ves lo mejor del ser humano y nos hacen disfrutar de lo que hacemos.

Esto no quiere decir que no salgan las emociones y los “sinsentidos” porque no seriamos humanos y cuando hay una ruptura hay muchas cosas que asimilar, el dolor, la desconfianza, la lejanía, la soledad, las costumbres,… y es sano“es como sentarse en un bosque en soledad, mirar hacia atrás y hacia delante  y respirar profundo”

Las familias también nos enseñan, nos indican qué preguntar, nos dirigen hacia los resultados y nuestro trabajo es más fácil porque ya no es un trabajo a ciegas, es poner en orden sus voces, ordenar sus frases, sus respuestas de manera que sean comprendidas, es como traducir sus pensamientos, sus sentimientos y emociones a una lengua común.

Nos dicen :“este es el lenguaje que queremos hablar porque sabemos lo que queremos decir”.

 

Es posible que con el tiempo este tipo de mediaciones no sean las excepcionales, que se empiece a utilizar la mediación de forma  natural como un servicio eficaz y fiable.

Quizás SI estemos avanzando.

 

 

 

Categories: Mediación | Leave a comment

EL FUTURO APUESTA POR LA MEDIACIÓN

El Ministerio de Justicia, pretende la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil para la agilización de los procedimientos judiciales y para ello ha realizado una consulta pública a través de la web del Ministerio para recabar la opinión de los ciudadanos organizaciones y asociaciones, en relación con la mediación.

En dicha consulta y en relación con la mediación se dice que:

Desde la perspectiva de la mediación, es una realidad que en los países europeos, como el nuestro, en los que la transposición de la directiva en la materia no introdujo medidas incentivadoras, el despegue de este mecanismo alternativo de resolución de disputas ha sido limitado. La reforma que se acometa ha de estar, por ello, orientada a introducir los incentivos adecuados para aproximar a los ciudadanos a la institución de la mediación y favorecer su desarrollo, considerando las ventajas que entraña tanto para las partes (por el menor tiempo y coste de solución del conflicto) como para la Administración de Justicia (por la reducción de los niveles de litigiosidad).

Está claro que se pretende una reforma de la mediación buscando incentivarla para que sea una solución efectiva en la resolución de conflictos. Esperemos que no se quede sólo en palabras.

Fernando L. Camisón

Categories: Mediación | Leave a comment